Unidad de día

La Unidad multidisciplinar de la conducta alimentaria ELCA está integrada por diversos profesionales, con amplia experiencia en el tratamiento de los trastornos alimentarios Y llevan a cabo un abordaje integral desde una perspectiva bio-psico-social en la atención que se presta a personas con Trastornos Alimentarios y a sus familiares.

La Unidad de Trastornos Alimentarios ofrece un tratamiento individualizado, integral y multidisciplinar (psiquiátrico, nutricional, psicológico, etc.). Dicho tratamiento se puede llevar a cabo en los distintos dispositivos:

1.- CONSULTAS EXTERNAS

2.- UNIDAD DE DÍA:

Está dirigido a pacientes que han realizado ingreso hospitalario de media-larga duración, como para aquellos/as que están en régimen ambulatorio y que no evolucionan favorablemente según las previsiones por diferentes factores, y para aquellos casos sin apoyo familiar y/o social adecuado y que requieran de un soporte terapéutico de contención durante una parte del día completando así el abordaje psicoterapéutico individual, o durante todo el día, con terapia psicológica individual y grupal, terapia nutricional, terapia ocupacional y psiquiátrica, así como actividades y talleres que faciliten la superación de la enfermedad, mejorar habilidades sociales, hábitos de vida saludable, etc., muy afectados en este tipo de trastornos.

Se trata de una unidad de asistencia que ofrece un servicio suficientemente flexible para poder dar respuesta a las diversas necesidades que puede tener un paciente en los diferentes momentos de su proceso de recuperación.

Se trata de una unidad de asistencia caracterizada por:

  • Multidisciplinariedad: integrando las areas de enfermería, psiucología, educación, psiquiatría, nutrición, arte y otras terapias corporales.
  • Su flexibilidad: se ajusta al máximo el grado de control que cada paciente necesita.
  • Su personalización: se adapta el programa de tratamiento a las necesidades de cada paciente.
  • Su continuidad: previene las recaídas en tanto que ofrece asistencia diversificada y prolongada que acompaña al paciente en su proceso de recuperación, sin limitarlo en sus posibilidades de inserción y funcionamiento normalizado.
  • Su acercamiento a la realidad: proporciona al paciente la posibilidad de combinar su tratamiento con un estilo de vida más normalizado que permite la intervención profesional sobre las dificultades que van surgiendo cada día.
  • Su adaptabilidad: reduce el coste emocional al ofrecer un tratamiento menos traumatizante que permite al paciente evitar su desconexión de la realidad a la que debe adaptarse.

Puede beneficiarse de la Unidad de día aquel individuo con mayor conciencia de enfermedad y mayor motivación para el tratamiento. La unidad de día permitirá al individuo ir adquiriendo la autonomía que necesita y enfrentarse a las posibles situaciones personales conflictivas que pueden desencadenar una recaída ofreciéndole la ayuda terapéutica para ello. Esto permite que, en algunas ocasiones, el paciente no deba interrumpir su ritmo de vida anterior y pueda seguir parcialmente algún hábito de vida normalizado.

La unidad de día de día ofrece los siguientes servicios:

  • Psicoterapia individual
  • Terapia nutricional individual
  • Psicoterapia de grupo para pacientes
  • Asesoramiento familiar en cuanto al abordaje familiar de la enfermedad.
  • Terapia familiar de autoayuda.
  • Asesoramiento, educación y rehabilitación nutricional.
  • Comedor, donde se realizarán las principales tomas establecidas previamente por nutricionista según los requerimientos de cada paciente.
  • Control y seguimiento psiquiátrico.
  • Terapia educacional: durante gran parte de la estancia un educador especializado en trasrtornos de la conducta alimentaria aborda diferentes áreas afectadas en estas enfermedades ( autoestima, inteligencia emocional, valores, expresión corporal, habilidades sociales, atención plena, creatividad, relajación, trabajo y cooperación con otros colectivos, superación personal, exposición individual a situaciones sociales difíciles , motivación, etc).
  • Actividades y cursos para pacientes (cursos de alimentación saludable, de crítica a publicidad, de imagen corporal, de pintura, de enfermedades y consecuencias de este tipo de trastornos, de costura, etc. (a depender del grupo y tipología de pacientes, atendiendo a sus necesidades).
  • Cursos para padres y familiares que restablezcan y favorezcan las relaciones con el paciente.
  • Talleres específicos integrados en la rutina diaria (expresión artística, baile, arte islámico, pintura, yoga, etc.).

MODALIDADES:

Unidad de día: L a V (8.30 a 18.30)
Unidad de día lntensiva: de L-V (8.30 – 22.30)

*Importante: Ambas modalidades son adaptables en cuanto a horario y metodología en función de las necesidades de cada paciente.